Tratamiento cognitivo-conductual del Dolor Crónico

El dolor crónico presenta una serie de características distintivas que lo hacen diferente del dolor agudo. Éste se presenta y se mantiene durante un largo periodo de tiempo (más de 6 meses), incluso manteniéndose cuando ya ha desaparecido la causa que lo originó y suele ser resistente a las prácticas terapéuticas convencionales. Estas características hacen que interfiera de manera muy negativa en el funcionamiento normal de las personas que lo padecen generando una serie de sentimientos como impotencia y desesperanza por el hecho de experimentar una falta de solución a su problema dando lugar a diferentes reacciones emocionales como ansiedad, depresión y otros problemas psicológicos.

Objetivos

  • Comprender cómo funciona el dolor: los factores que favorecen o inhiben la experiencia de dolor.
  • Aprender a manejar tanto las emociones negativas como las sensaciones fisiológicas que incrementan la percepción de dolor.
  • Ayudar a que cada persona encuentre un nivel de actividad/ejercicio físico con el objetivo de normalizar su propia vida.
  • Aprender habilidades de solución de problemas.
  • Aprender a expresar adecuadamente y directamente aquello que queremos.
  • Aumentar la tolerancia a las sensaciones dolorosas.

El taller consta de entre 8 y 10 sesiones. La metodología consta de explicaciones teóricas, práctica de estrategias, ejercicios de reflexión y tareas para casa dirigidas a que el paciente ponga en práctica las estrategias de forma individual.

Además, se realizarán sesiones individuales de revisión para resolver dudas o problemas relacionados con el aprendizaje de las estrategias.