Problemas de sueño

El sueño cumple una función vital en el organismo. Contribuye a la maduración neurológica, a la reposición de energía física y psíquica, es fundamental para la atención, la concentración y la memoria, para la asimilación de los nuevos aprendizajes…Por tanto, dichas funciones se ven afectadas si no se desarrolla de manera adecuada, perjudicando entre otros, al rendimiento escolar.

Además de tener repercusiones en el funcionamiento del niño/a, los problemas de sueño también tienen implicaciones en los padres, madres, hermanos/as, en definitiva en la dinámica familiar; ya que si un niño/a no duerme, tampoco lo hace la familia.

Algunos de los problemas de sueño infantiles que pueden requerir atención psicológica:
-Insomnio infantil: Se caracteriza por la dificultad del niño/a de dormir solo/a, despertares frecuentes durante la noche y dificultad para dormirse nuevamente sin ayuda.
-Pesadillas/ terrores nocturnos: Sueños angustiosos que despiertan al niño/a durante la noche, que provocan inquietud, desorientación…siendo algunas veces capaz de recordar lo sucedido y otras veces no.
-Bruxismo: El bruxismo consiste en rechinar los dientes durante la noche. En ocasiones, puede ser debido a problemas emocionales.