Hábitos y técnicas de estudio

Un hábito es una costumbre o práctica adquirida por la repetición de un acto. Dentro de los diferentes hábitos que las personas aprenden a lo largo de la infancia y la adolescencia se encuentra el hábito de estudio.

Un buen hábito de estudio es fundamental para el éxito escolar. A la hora de iniciarlo tenemos que tener en cuenta que para ser adquirido se requieren tres condiciones: estudiar en el mismo lugar, a la misma hora y de la misma manera.

Este hábito se desarrolla fundamentalmente en la etapa de Primaria, siendo necesarios acompañarlos posteriormente de técnicas eficaces para el estudio con el objetivo de que el niño/a avance y obtenga un buen logro académico.

Por tanto, ofrecemos el aprendizaje de las siguientes técnicas:

-Lectura comprensiva.

-Subrayado.

-Resumen.

-Esquemas.

-Estrategias mnemotécnicas.

-Técnicas de relajación y de concentración.