Atención Temprana

La atención temprana es el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años de edad, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños/as con trastorno en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos.

Las intervenciones atienden a la globalidad de los/as niños/as;  por ello, la atención temprana atiende a las siguientes áreas de desarrollo:

  • Área motora: Motricidad gruesa (control muscular, coordinación corporal, locomoción) y motricidad fina.
  • Área cognitiva: Que incluye la discriminación perceptiva, memoria, razonamiento y habilidades escolares, desarrollo conceptual…
  • Área del lenguaje: Receptivo y expresivo
  • Área social: Interacciones con adultos, expresión de sentimientos y afectos, autoestima y autoconcepto, interacción con compañeros/as…
  • Área de autocuidado o adaptativa: Comida, vestido, aseo, responsabilidad personal…

Su metodología es lúdica y motivadora en la que todas las áreas se trabajan interrelacionadas, y por supuesto contando con la cooperación, implicación y participación activa de los padres como requisito fundamental para favorecer el desarrollo y el bienestar de los niños/as.